Cambiando WordPress por el combo Jekyll + GitHub

2 minuto(s) de lectura

A primera vista, puede resultar extraña la decisión que he tomado con respecto a abandonar la plataforma WordPress, a la hora de alojar Infinitos Contrastes, y pasar a utilizar el combo que ofrece GitHub Pages junto a Jekyll. Dejar de lado una maravillosa interfaz de usuario, para empezar una serie de frustrantes batallas a través de la línea de comandos, no parece la vía más sensata por la que optar, ¿verdad? Así pues, ¿por qué me he decantado por esta tecnología alternativa de cara a gestionar mi página web personal?

Hace un tiempo, en este post, anunciaba la creación de una cuenta en GitHub para facilitar la publicación de análisis de datos utilizando el lenguaje de programación R. No obstante, tras pasar unas semanas experimentando dicha combinación, no me convence el hecho de publicar un documento en GitHub, para luego anunciarlo a través del blog ubicado en WordPress.

Curiosamente, en ese mismo período de tiempo, he leído varios artículos (publicados en distintos blogs personales) en los que se integraba texto, código fuente y figuras de manera bastante agradable. La característica en común a todos ellos, como bien podrás imaginar, reside en emplear el combo mencionado al principio: GitHub + Jekyll. Por tanto, ¿por qué no dar un paso fuera de la “zona de confort” que ofrece WordPress y probar si la comentada alternativa cumple con mis expectativas de manera más satisfactoria? ¿Acaso no dicen que hay que salir de nuestra zona de confort para experimentar cosas maravillosas?

La adaptación a esta nueva manera de “bloguear”, de momento, no está siendo excesivamente dolorosa, aunque sí confieso que me ha tomado mis horas de lectura de guías, y experimentación a base de “prueba y error”, para llevar el sitio web al estado en el que se encuentra a día de hoy. Desconocía por completo la existencia de Jekyll y nunca había trabajado con el lenguaje de programación Ruby, situación que ha provocado que Stack Overflow se haya convertido casi en mi segundo hogar. Sin embargo, no me disgusta en absoluto tener que pasar por este proceso. Es un tanto exigente, pero a la vez resulta interesante y, aunque suene extraño, hasta divertido (creo que siempre entro en ese estado cuando aprendo cosas nuevas).

Así pues, en las próximas semanas, a la vez que genero nuevo contenido, revisaré y publicaré también algunos de los artículos publicados en WordPress. Cruzaré los dedos para que no tenga que librar duras y múltiples batallas durante esta transición.

Nota: esta entrada se ha almacenado como la presentación del proyecto MetaBlog, quedando así disponible para su consulta también a través del siguiente enlace.

Comentar