Reseña: 'Curso Python desde 0'

De principiante a nivel intermedio en unos ochenta vídeos

Fotografía de Wilfried Santer, disponible en Unsplash.

Durante los últimos meses he estado centrado, casi exclusivamente, en la obtención del requisito lingüístico de cara a opositar en la Comunidad Valenciana. En breve, ello se traduce en haber alcanzado un nivel C1 en una lengua que hacía unas dos décadas que no usaba en absoluto y, además, haber superado una prueba de capacitación para ejercer la docencia en dicha lengua.

Así pues, con un cierto grado de saturación del estudio de las letras, me apetecía iniciar un pequeño proyecto paralelo, que me permitiese desconectar y, a ser posible, relacionado con la Ciencia de Datos. No obstante, mis anteriores escarceos en esta disciplina han sido siempre utilizando el lenguaje de programación R, mientras que la tendencia actual sugiere el uso de Python en estos páramos. Aunque este último no es un gran desconocido para mí, sí que es cierto que necesitaba un refresco de su sintaxis, así como de sus muchas peculiaridades.

Curiosamente, de entre los varios MOOC, libros y tutoriales disponibles en internet, fue esta lista de reproducción de YouTube, de la mano de Píldoras Informáticas, la que captó poderosamente mi atención. Su extensión, más que considerable, anticipaba que cumpliría con creces mis necesidades de cara a repasar Python. Además, en un rápido vistazo al índice, observé que la mencionada lista incluía aspectos que no había tratado con este lenguaje de programación (aunque algunos de ellos sí con otros), como la construcción de interfaces gráficas, el manejo de bases de datos o el uso de funciones decoradoras, por nombrar algunos.

El enfoque del ‘Curso Python desde 0’ es realmente práctico. La teoría asociada a cada una de las secciones no es que brille por su ausencia, pero sí es cierto que se reduce a la mínima expresión necesaria para poder implementar los conceptos y sin que las diversas instrucciones parezcan extraídas de la chistera de un mago. Las explicaciones son fáciles de seguir y en aquellos puntos donde el instructor, por su experiencia, considera o anticipa la posible aparición de dificultades, el análisis del código incluye hasta repasos detallados simulando el flujo de ejecución del algoritmo.

Por otro lado, es una bendición que no se detenga en los clásicos parajes de los cursos introductorios, en los que apenas se estudian variables, operadores, estructuras condicionales, bucles, funciones y, de manera muy superficial, el paradigma de programación orientada a objetos. En esta lista de reproducción, se tratan todos los anteriores conceptos, con una profundidad adecuada y, además, mediante prácticas guiadas, se construyen aplicaciones interesantes como excusa a introducir áreas como el diseño de interfaces, el manejo de bases de datos, el uso de expresiones regulares, las funciones anónimas o la realización de pruebas a través de la documentación.

Sin embargo, por añadir una insignificante tara a este maravilloso recurso, la cantidad de ejercicios propuestos es ciertamente reducida y solo aparecen en los primeros estadios del curso. En mi opinión, un lenguaje de programación se aprende de manera práctica, desafiando los conceptos estudiados mediante retos de dificultad adecuada. Sí que es verdad que cada uno, a través de los campos de su interés, puede plantearse sus propias actividades; pero considero que se ha perdido un tanto la oportunidad de hacer de este curso de Python una herramienta de aprendizaje más activa.

Para finalizar, me gustaría comentar que he recogido mis notas personales, tomadas durante la visualización de la lista de reproducción, en uno de los proyectos de la web: Python (Básico), por si alguna persona las pudiera encontrar de utilidad en cualquier momento.

Alexis Sáez
Alexis Sáez
Profesor de matemáticas

Cazador de problemas matemáticos en parajes opositores.

comments powered by Disqus

Relacionado